constelaciones familiares
Constelaciones Familiares y Fluviales

Constelaciones familiares.

Recientemente salió una maravillosa serien en Netflix llamada “MI OTRA YO” la cual trata sobre las constelaciones familiares y su maravilloso impacto en el proceso de sanación. Por eso quiero explicarte de que se trata esta técnica.

La terapia de constelaciones familiares es una terapia sistémica de introspección familiar, la cual se basa en darle a cada uno de los miembros del clan familiar, el lugar que le corresponde. En la terapia se ordena el sistema familiar para que cada quien pueda desarrollar su propio rol.

Con ello, obtienes mejorar tu paz interior, abundancia, felicidad, amor, relaciones en pareja entro muchos otros aspectos de tu vida. 

 Si buscas mejorar tu calidad de vida, empieza con una constelación familiar. 

Tú perteneces a un sistema familiar que ha pasado por múltiples situaciones y vicisitudes que se van transmitiendo de generación en generación, tal como se heredan los rasgos físicos y el ADN. 

Hay situaciones en tu familia que se repiten y no sabes en realidad el porque pasa eso. Es aquí en donde la terapia juega un papel fundamental, porque a través de ella entiendes la conciencia heredada en tu sistema familiar.

Bert Hellinger, el fundador y creador de las constelaciones familiares, se basó en la unión de elementos de la terapia Gestalt, el análisis transaccional, la terapia sistémica familiar y la observación de las relaciones intrapersonales de los miembros de la familia, lo que arroja una clara visión de como las huellas de las vivencias de otras generaciones se repiten y marcan a las venideras.

La familia y su “conciencia en común” está formada por ciertos patrones que se rigen por la tesis de que las familias poseen ordenes en su esencia. A estos se les llama “los órdenes del amor”, los cuales son sensibles a sufrir alteraciones, lo que resulta en situaciones conflictivas que afectan directamente a las generaciones futuras.

Lo que una generación no soluciona, necesariamente tienen que resolver las futuras generaciones, aunque no tengan la consciencia de lo que tienen “pendiente por hacer”.

Por ello, muchas veces vemos eventos pendientes por resolverse a través de manifestaciones como destinos trágicos, enfermedades, trastornos psíquicos, físicos y de comportamientos conflictivos.

Mediante las constelaciones familiares puedes sanar conflictos que vienen de tu sistema familiar, estos conflictos que se presentan en la actualidad en tu vida y que probablemente también se presentarán en tus hijos o familiares. 

En la constelación familiar se trabajan los 3 órdenes básicos, 3 leyes sistémicas las cuales son la ley de la pertenencia, la ley de la jerarquía y la ley del equilibrio o compensación 

La ley de pertenencia se refiere a todos aquellos excluidos en el sistema familiar. Son todos los miembros familiares que se excluyeron de la familia, bien sea por dolor, ignorancia o rechazo.

Entre los mencionados anteriormente están los abortos, los dados en adopción, las “ovejas negras”, los que tienen inclinaciones sexuales distintas o la chica que sale embarazada en la adolescencia y es corrida de su casa y su círculo familiar. Los que de alguna u otra manera han sido apartados y son ignorados en la familia. 

La ley de la jerarquía refiere a quién llego antes, mismos que merecen honra y respeto, son nuestros ancestros y nuestros padres. Esta ley se desordena cuando juzgas a tus padres por ser de tal manera, porque te abandonó, que no son buenos padres, porque no fueron lo “suficientemente buenos” para ti, ¡ALTO AHÍ! Nunca puedes ser tú, más grande que tus padres, sean cuales sean las situaciones que vivieron juntos o todas aquellas que no tuvieron oportunidad de vivir, jamás podrás saltarte la jerarquía, y al momento que los menos precias, desconfiguras la ley de la jerarquía y eso te traerá problemas. Siempre honra a tus ancestros y a tus superiores, porque de ahí provienes tú, te guste o no, jamás podrás desprenderte de tu sistema familiar. 

La ley del equilibrio o compensación, refiere a ese equilibrio que existe en el dar y recibir, es el equilibro sano entre iguales, nadie es mejor que nadie. Este equilibrio debe establecerse en todas las relaciones personales, salvo en la relación con mamá y papá, debido a que ellos son los superiores. 

Esta ley o principio es el equilibrio en el intercambio entre personas, si yo siento que me dan, lo agradezco, lo tomo y surge en mí el deseo de devolver al otro un poquito más de lo que yo recibí y así sucesivamente. Este principio cuando este en desequilibrio resuena al conflicto de sentirse herido o sentir rencor cuando no me dan lo que yo doy. Algo que pasa repetidas veces en las relaciones de pareja. 

Empieza por sanar tu pasado, ese pasado que también involucra tu transgeneracional, solo así podrás sanar el presente y edificar tu futuro exitoso.  

No puedes sanar el presente sin sanar el pasado, no puedes construir un nuevo edificio sobre escombros, el pasado sirve para sanar y trascender, así como todo lo que has pasado con tu familia y tus ancestros. Todas las personas que se han involucrado en tu vida, han sido pieza crucial para llegar hoy y ahora hasta aquí. Sea bueno o malo. 

No necesitas la información de tus ancestros, no necesitas tampoco llevar a tu familia para hacer una constelación familiar. Tú tienes toda la información y, en la terapia saldrá todo aquello que necesitas ordenar. 

Si quieres saber más a cerca de las constelaciones familiares revisa mis especialidades en mi pagina web o con gusto puedo recibirte en una cita personalizada. https://grexialbornett.com/agendar

Si deseas una cita o terapia de constelaciones familiares, por favor házmelo saber escribiendo un correo a [email protected].  Mi misión es ayudarte a sanar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *