Las heridas emocionales en el embarazo
Relaciones de Pareja

Las heridas emocionales en el embarazo.

Si estás embarazada o planificas ser madre, es importante que sepas que tus emociones afectan directamente a tu bebé en la gestación e incluso antes de gestarlo. 

Todo cuanto viva la madre en el embarazo, condicionará emocionalmente la vida de ese pequeño que se gesta dentro de ella. 

La conexión entre mamá y el feto, es tan especial que, desde el primer día, cuando el espermatozoide llega al útero de mamá, empieza el intercambio de señales y emociones. 

Tal cual como la madre experimenta cambios emocionales durante el embarazo, el feto también experimentará cambios emocionales.

Cuando la madre sufre fuertes emociones negativas o pasa por circunstancias adversas durante el embarazo, el feto gestará una herida. La cual es producto de esa vivencia que está sobrellevando mamá y, esta vivencia se verá reflejada en ese bebé en cualquiera de las etapas de su vida, e incluso puede transmitirse de generación en generación hasta que la herida sea sanada y liberada del clan familiar. 

En relación a este tema quiero compartirte una de las experiencias que he tenido en terapia en referencia a las heridas emocionales en el embarazo. 

Ana es una italiana que se embaraza de un extranjero a los 19 años y, es repudiada por su familia por salir embarazada sin casarse. Aunado a ese sufrimiento, Ana queda sola en Italia, debido a que su amado extranjero regresa a su país de origen. 

Ana vive su embarazo con angustia y sufrimiento, por no poder estar al lado del hombre que ama. Incluso llegó a sentir que ya no quiera al bebé. 

A los pocos meses, Ana logra irse al país de origen de su amado. Termina de vivir el embarazo en compañía de él, pero aún con el dolor y la pena de no tener el amor de su familia. Mas que todo de su padre, quien se siente decepcionado de Ana por causa de su embarazo. 

Ana lleva a concluye su embarazo, el mismo fue por cesárea y tuvo a su hija Sofía. 

Ana, al término de que Sofía tuviese 15 años, se divorcia de su amado. Volvió a Ana ese dolor tan profundo de abandono y desconsuelo. Nunca más se casó, hasta el día de su muerte. 

Sofia crece se casa y en su matrimonio tiene una hija, llamada Lucia. Sofia al Lucia tener 9 años se divorcia por diferencias con su pareja y Lucia vive la separación de sus padres. 

Lucia después de la ruptura de sus padres, sufre convulsiones y reprocha a mamá. Ella solo quiere tener el amor de su padre, no soporta estar separada de él, le causa un dolor muy profundo. 

La herida gestada por Ana, vivió de generación en generación hasta incluso llegar a su nieta Lucia. Esto motivado a que ni Ana ni Sofia se dispusieron a hacer consientes estas vivencias de profundo dolor y nunca liberaron esa herida.

Ahora Sofia ha decidido liberar a su hija Lucia, de las heridas emocionales en el embarazo con hipnosis y terapia de perdón, haciéndose consciente de que los hombres son buenos y que siempre tendrá el amor de su padre. Viajando al pasado para que Ana perdone a su amado y a su padre. 

Se consiente y responsable con tus vivencias y emociones durante el embarazo. Vive cada enseñanza desde el amor y la gratitud, confiando siempre de que la voluntad de Dios es perfecta para ti.

No te resistas al cambio, fluye al son del día a día, dándote mucho amor y dándole mucho amor a tu pequeño. Si ya has pasado situaciones adversas, busca sanar y liberar las heridas emocionales en el embarazo.

Espero que esté pequeño relato real pero con personajes ficticios te ayude a entender como las heridas  emocionales en el embarazo pueden truncar la vida de nuestras próximas generaciones.

Siempre desde mi amor para ti.  Mi misión es ayudarte a sanar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.