como usar los ansiolíticos
Despertar de Consciencia

Los ansiolíticos en momentos de crisis

¿Tomas ansiolíticos de forma recurrente y crees que solo con ellos te vas a curar? Sigue leyendo para que comprendas cual es el camino a recorrer para sanar.

Sé que a veces, es muy difícil superar una crisis o un estado de ansiedad. Por ello se vale usar un recurso que te ayude a salir de ese momento tan abrumador.

Hay situaciones en las que necesitarás apoyo para salir adelante. Así como cuando tienes gripe y te ayuda un médico, estás débil y te ayudan las vitaminas. De igual forma en un momento de crisis los ansiolíticos te ayudan a sentirte mejor.

Todos los recursos que te sirvan de ayuda a sobrellevar las crisis son buenos. 

En el momento que se produce una crisis es difícil controlar las emociones y acciones. Hay personas que pueden controlar una crisis con facilidad, hay otras a las que les cuesta mucho más. Para estas últimas, se vale tomar los ansiolíticos recomendados por tu médico o terapeuta. Cuando estés más [email protected] o [email protected], busca implementar técnicas que te ayuden a estar en calma.

No quiero decir que vas a tomarlos a cada momento o toda la vida, ni que vas a tomarlo constantemente para prevenir las crisis, porque entonces estarías en dependencia a los ansiolíticos. 

La clave está en seguir el camino de la sanación, aún y cuando sigan apareciendo las crisis, no te apartes del camino de la sanación. Las terapias, las meditaciones, el tapping, las respiraciones, no dejes de hacerlo.

La recomendación anterior viene dada porque por experiencia con algunos de mis pacientes, he visto que la situación se complica cuando pasan una etapa de terapias, en donde cumplen con sus actividades de sanación, hacen las meditaciones y consiguen sentirse bien, [email protected] y ya no le dan ataques de pánico o como no entran en crisis, se apartan del camino y olvidan por completo todas las recomendaciones del terapeuta, entonces pasa un mes y caen nuevamente en las crisis o ataques de pánico. ¿Y se preguntan, será que retrocedí, no sirvió de nada las terapias?

No, no han retrocedido, ni tampoco ha sido culpa de las terapias, solo es un llamado nuevo de atención para que cambien su estilo de vida y atiendan a lo que de verdad les hace bien.

Hay un dicho que dice: al inocente Dios lo protege, pero cuando no eres inocente, no se vale la protección. Porque ya has decidido de manera consciente seguir en ese camino de dolor.

Si ya estás en un proceso evolutivo, no se vale elegir ahora no sanar y vivir en incoherencia, porque el campo hará que regreses de alguna manera. 

Las  situaciones de crisis pasan  para recordarte que ese no es el camino, si no puedes controlarte en ese momento puedes tomar un ansiolítico, ellos están para ayudarte a volver a la calma y  después puedas implementar las técnicas que te recomendó tu terapeuta para estos casos.

Aprende a escuchar el campo y tus necesidades. También puedes ver en las personas y situaciones a tu alrededor, en todo aquello que esté conectado a ti, porque todo se manifestará para hacerte saber que estás donde debes estar, donde es tu lugar.

Los ansiolíticos no son malos, son necesarios para momentos de crisis o ansiedad. Te recomiendo acompañarlos de prácticas como la meditación, tapping o yoga entre otras cosas.

El trabajo terapéutico interno es arduo, a veces puede ser fuerte o abrumador pero es importante no parar el proceso. Necesitas vivir con la información de sabiduría y consciencia, no dependiente de ego ni de la inconsciencia.

En el momento de crisis los recursos que tengas a la mano serán maravillosos para poder salir de ella.

Por último, recuerda que en mi web hay un ebook gratuito para la depresión y la ansiedad, en el encontrarás ejercicios para estar en calma y no colapsar. Para obtenerlo, solo tienes que registrarte a mi newsletter si aún no lo has hecho y lo recibirás por email automaticamente. Haz click en el link de mi home, ahí está abajo al final de todo.